bienvenido!

Esperamos que te guste nuestra web, que hemos creado con muchas ganas y dedicando mucho tiempo

Puedes registrarte y conectarte usando tu cuenta de:

Usuario:
E-Mail:
Escribe cuánto es 80 + 28:
 
año 59 de la era ibañez


primer festival de mortadelo y filemón - estudios vara


   En 1964 los Estudios Vara, creados por el dibujante y caricaturista madrileño Rafael Vara Cuervo en 1959 gracias al soporte económico de Luis Luca de Tena, llegaron a un acuerdo con Francisco Ibáñez para realizar una serie de cortos de animación con Mortadelo y Filemón como protagonistas. La idea de apostar por los personajes de Ibáñez había surgido a partir de una sugerencia de Amaro Carretero, que por aquel entonces trabajaba para Rafael Vara realizando trabajos de animación. Carretero, había debutado en 1963 en los entonces creados estudios de Cruz Delgado y pasó dos años después a los Estudios Vara como director, donde trabajaría junto a Vicente Rodríguez (también director). Ambos terminarán abandonando los Estudios Vara en 1969 para formar usu propia empresa: Estudios Castilla.

   En 1966 los estudios crearon el primer corto que llevó por título: "Mortadelo y Filemón: Agencia de Información". El corto se llevó el "Premio de Plata" en el Festival de Cine de Gijón y en los dos años siguientes (1967 y 1968) otros dos cortos repetirían mismo premio en el mismo festival: "Carioco y su invención" y "Un marciano de rondón".

 

Logotipo de los "Estudios Vara"

   Tras el éxito cosechado con ambos cortos Rafael Vara consideró oportuno realizar una serie regular de cortos de manera que en 1968 creó la productora "Dacor" para financiar así el proyecto. Entre 1967 y 1968 verían la luz los siguientes cortos: "El rancho de Oregón" (1967), "Un marciano de Rondón" (1968; también Premio Platero de Plata por tercer año consecutivo), "Las minas del rey Salmerón" (1968), "La invitación" (1968), "Gángsters de ocasión" (1968), "Fugado de la prisión" (1968), "Espías en la Legión" (1968), "El jarrón de Hong-Kong" (1968) y "El caso del apagón" (1968). Y en 1969 les seguirían dos cortos más: "Genio o no es la cuestión" (1969) y "Engaño a Filemón" (1969).



Algunas portadas del primer largometraje

   Pero los cortos no aportaron muchos beneficios a la productora y en 1969 Vara decidió unir todos los cortos en dos largometrajes. El primero llevaría por título "Festival de Mortadelo y Filemón" (1969) y al año siguiente le siguió el "Segundo Festival de Mortadelo y Filemón".

   Los primeros cortos se inspiraron en las aventuras originales de los agentes. En "El Rancho de Oregón" Mortadelo recibe una carta notificándole que su tío Anacleto le ha dejado en herencia un rancho en Oregón, un argumento recurrente en algunas de las más primitivas aventuras. En los cortos los agentes aún no han ingresado en la T.I.A. y aún trabajan en su "Agencia de Información" en la que Filemón también es el jefe y Mortadelo el subordinado. La animación tiene escenas muy dinámicas, con unos fondos trabajados y una correcta banda sonora. Destaca, por encima de todo, el doblaje de los personajes (realizado en los estudios Arcofon de Madrid) ya que contó con unos dobladores entregados que aportaban un plus a los capítulos: Víctor Ramírez (Mortadelo) y José Martínez Blanco (Filemón). Este último conocido también por ser quien doblaba a Bud Spencer.

   La película logró recaudar 13.430,84 euros (2.250.000 pesetas) con 16.245 espectadores llegando a estrenarse en países del extranjero, como en México (el 18 de marzo de 1982).

   Comentaremos los argumentos de los ocho primeros cortos que integran el primero de los largometrajes aunque estos no se incluyeron en un orden estrictamente cronológico en el que fueron realizados llegando a existir cortos en el primer largometraje posteriores a algunos de los que aparecen en el segundo film.
 
Un marciano de rondón (1968)

   La M.A.S.A. solicita ayuda a la Agencia de Información de Mortadelo y Filemón ante la sospecha de que alguien intenta sabotear su llegada a Marte. Los agentes se desplazarán a las instalaciones de la M.A.S.A. en Cabo Primaveral y allí se encontrarán con un marciano infiltrado entre los operarios al que intentarán dar captura de múltiples formas sin éxito. El corto se llevó el Premio de Plata de 1968 (por tercer año consecutivo; como ya se ha comentado).


En las instalaciones de la M.A.S.A.


El caso del apagón (1968)

   En esta ocasión Mortadelo y Filemón intentarán averiguar por qué el faro del arrecife Rompequillas se ha apagado misteriosamente. Allí se encuentran con un villano que ata a Mortadelo y tiende todo tipo de trampas a Filemón, que termina dándole captura. Éste confiesa que intentaba evitar que el barco del Presidente llegara a puerto. Mortadelo consigue encender el faro con una luciérnaga de gran tamaño lo que permite que el Presidente llegue al puerto, pero Mortadelo le tira accidentalmente al mar.


El faro del arrecife Rompequillas


La invitación (1968)

   Filemón invita a Mortadelo al cortijo de su primo en Sevilla. Éste les pide que capturen un toro. Tras varios intentos fallidos los agentes deciden ponerle unos cuernos postizos a un burro, lo que provocará las iras del primo de Filemón, quien terminará persiguiéndoles con un caballo.
 

El único "toro" que Mortadelo y Filemón lograron cazar
 
El rancho de Oregón (1967)
 
   Mortadelo recibe una carta en la que le comunican que ha heredado un rancho en Oregón de su tío Anacleto. Los agentes se desplazan al rancho que resulta ser una completa ruina. En la cabaña encuentran a un indio llamado "Romerito de los Montes" que les advierte de la presencia de un coyote malvado. Los agentes intentan atraparlo con todo tipo de trampas desastrosas sin éxito. Al final, tanto el indio como el coyote resulatan ser Joe "el disfraces", al que consiguen dar captura cobrando la recompensa correspondiente.
 

Los agentes encuentran un indio en el
Rancho de Oregón que resulta ser Joe "el Disfraces"


Carioco y su invención (1967)

   Doña Urraca ha secuestrado al loco Carioco, inventor de una fórmula secreta y Mortadelo y Filemón acuden a rescatarlo a un castillo lleno de trampas. Allí se encontrarán con Doña Urraca que ha convencido a Carioco para que reproduzca su invento a cambio de un pirulí de menta. Carioco intenta reproducir su fórmula (bacalao al pil pil explosivo) pero no consigue recordar exáctamente como volver a elaborarlo y Mortadelo y Filemón le liberan de su cautiverio. Fue el segundo corto producido por los Estudios Vara y también cosechó el Premio Platero de Plata en el año 1967.


El inventor Carioco es secuestrado por Doña Urraca


Espías en la Legión (1968)

   Mortadelo y Filemón se desplazan en esta ocasión al desierto para infiltrarse en la cabila de Alí-caí-do con intención de darle captura. Los agentes se alistarán a sus órdenes prometiendo al villano luchar contra los infieles mientras los soldados de la legión arrasan el campamento rebelde.


Mortadelo y Filemón de camino a la cabila de Ali-cai-do


Gángsters de ocasión (1968)

   Mortadelo se hace pasar por gángster para introducirse en la banda de "Al Matone" y capturar a todos los miembros que integran su banda. A pesar de que los agentes consiguen capturar a los maleantes estos terminan por escaparse jurando tomar venganza. Filemón realiza varios preparativos contra "Al Matone" pero todos ellos se vuelven en su contra. Mortadelo termina por hacer explotar accidentalmente una bomba que había preparado Filemón y que los manda al espacio exterior.


Mortadelo se hace pasar por gángster

Las minas del rey Salmerón (1968)

   Mortadelo encuentra el mapa de un tesoro en una taberna y convence a Filemón para ir a buscarlo. Cuando consiguen llegar a la selva donde se esconde el tesoro son capturados por salvajes caníbales que les meten en una olla de gran tamaño para cocinarlos y devorarlos. Mortadelo utilizará su disfraz de bombero para apagar el fuego y encanta una serpiente y baila un tango con uno de los guerreros de la tribu, lo que le ayudará a ganarse las simpatías del rey Salmerón que les concederá la libertad y les indicará como localizar la mina donde se halla el tesoro. Mortadelo y Filemón localizan la mina de diamantes, pero el director del cortometraje les devuelve a la olla al considerar que el final de la aventura no es nada comercial.


A punto de ser cocinados por los caníbales


Fuentes y Textos:

http://es.wikipedia.org/wiki/Festival_de_Mortadelo_y_Filem%C3%B3n
http://www.tadforo.com/estudios-vara-t47510.html
http://mortadelon.blogspot.com.es/2007/11/la-pelcula-por-dentro.html
http://www.filmaffinity.com/es/film183566.html
http://www.imdb.com/company/co0047852/
El mundo de Mortadelo y Filemón (Miguel Fernández Soto)

Colaboradores:

Alfons Moliné


página 1
 
páginas:
Comparte esta página
 
 
Ir arriba
fomulario de contacto

formulario de contacto

nombre:
e-mail:
mensaje:
Tienes que activar JavaScript para poder ver el CAPTCHA aquí!
Desarrollo y diseño: Pablo Sánchez / Contenidos: Alfredo Sánchez + Colaboradores / Visitas: 
 (by Google Analytics)
 / ver.1.5 beta
Estadísticas
Opciones
Ocultar frases de Ibañez
Mi cuenta
Desconectar